De estatuas

Permitidme que empiece con una obviedad: ¿qué es lo que caracteriza a las estatuas? Pues la quietud. Estatuas las hay de muchas clases: sedentes, yacentes, ecuestres…pero ninguna se mueve. Nunca he visto a la que Mariano de Cavia tiene en la Plaza de Aragón hacer un gesto para apartarse las palomas que cubren su calva venerable de una substancia bastante menos que venerable. No se quejan, ni sienten ni padecen.  Quitarlas, no es por tanto gran hazaña ni cosa de la que estar orgulloso ni dejar de estarlo.

La semana pasada se retiró, camino de un oscuro almacén del Museo Provincial la estatua de Franco que se encontraba en la Academia General Militar que fundara Franco.

Pues bueno.

A lo peor el gobierno aspiraba a iniciar una gran polémica en cuya confusión dieramos en olvidar los incendios gallegos, la avalancha de inmigrantes que llegan a Canarias (y peor, los que no llegan porque mueren en el mar) pésimamente gestionada, las costosas vacaciones de Zapatero, el renovado auge de la violencia en el Pais Vasco, la rampante chulería de Batasuna-ETA.

A lo mejor cree el gobierno que los ciudadanos que han visto como la subida de los tipos de interés torna todavía más dificil pagar la hipoteca van a caer en esta torpe añagaza.

Pues ya han visto que no. A mi ni me molestaba la estatua cuando estaba ni me molesta que la quiten. Algunos estamos en política para resolver los problemas de los ciudadanos, no para levantar cortinas de humo y crear enfrentamientos donde no los hay.

La estatua ya no está. Las amenazas de los batasunos, la dificultad para que los jovenes adquieran una vivienda, la tragedia de los cayucos…ahí siguen.

Anuncios

2 comentarios

  1. Buen trabajo Dolores, por este nuevo blog, ya somos uno más en la comunidad de blogs de zaragoza.
    Mi más sincera enhorabuena.
    Así pronto compartiremos articulos, post, links etc, poco a poco y aunque me cuesta, voy mejorando en esos aspectos que me recomendaste hace tiempo, al respecto de mi forma de escribir.
    Un saludo y pronto hablamos.
    Javier Deus Alonso.

  2. Pues claro que no le molestaba la estatua, el fundador de su partido fue ministro del dictador.
    Una pregunta ¿en Alemania hay estatuas de Hitler?
    ¿No cree usted que a exiliados, represaliados y demas victimas de la DICTADURA si qué les molestaran las estatuas del DICTADOR?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: