Entrevista sobre la castración química.

La revista “Mundo Cristiano” tuvo la amabilidad de entrevistarme en su último número para hablar de la cuestión, espinosa donde las haya, de la castración química. Reproduzco a continuación la entrevista, que puede también leerse en Aragón Liberal.

Antes de nada me gustaría plantear con exactitud que entendemos por castración química, en que consiste el procedimiento, y cuales son sus efectos, puesto que es una información imprescindible para tomar una posición a favor o en contra.

La castración química es un tratamiento que consiste en la utilización de sustancias que bloqueen la acción de la testosterona, que es la hormona esencial para el correcto funcionamiento de la sexualidad masculina.

Aunque se han realizado experiencias con diferentes sustancias el proceso que se propone como más eficaz es la utilización de Depo-Provera, un progesterona sintetica (medroxiprogesterona) utilizada por las mujeres como método de control de la fertilidad o regulación hormonal, en forma inyectable.

La Depo Provera inyectada a los hombres puede producir tres tipos de efectos: disminuye la intensidad y frecuencia de los impulsos sexuales, impide la irrigación de sangre al pene evitando la erección, e imposibilita la obtención del orgasmo y la eyaculación. La realidad es que no se han realizado ensayos clínicos que permitan extraer conclusiones válidas, y que la información disponible sobre la utilidad del tratamiento procede de experiencias aisladas, con unos resultados positivos o favorables que no exceden del 40% en el mejor de los casos.

Por otra parte este tratamiento presenta algunos efectos secundarios, como pueden ser: la disminución y pérdida de vello facial y corporal, una redistribución de grasa en el cuerpo y el desarrollo de las características femeninas de la persona.

Por último hay que dejar claro que para asegurar la efectividad de la castración química, debe repetirse la dosis cada seis meses. En caso contrario, el deseo sexual y sus manifestaciones físicas reaparecen.

La castración química presenta algunos efectos secundarios, más allá de los cambios que pueda perseguir, como pueden ser: la disminución y pérdida de vello facial y corporal, una redistribución de grasa en el cuerpo y el desarrollo de las características femeninas de la persona.

Por otra parte, consideramos que la castración química como medida preventiva de la violación, es decir, como forma de prevenir la reincidencia de los violadores, sólo sería eficaz en aquellos casos en los que el violador actua por una falta del control del deseo sexual, olvidando que en muchos casos obedece más a la necesidad que tienen de satisfacer su ansia de dominio y poder que de satisfacer el deseo sexual.

Dicho esto, y pasando a responder las preguntas formuladas, en mi opinion:

1.- El presidente francés ha propuesto la castración química de los violadores ¿Es eticamente justificable esa medida? ¿Por qué?

Como principio general considero que para que una medida médica sea eticamente admisible debe ser respetuosa con los derechos humanos, la ética profesional, y además debe ser efectiva y eficaz con respecto a los fines.

Si pensamos en la castración química como una medida obligatoria aplicable a los condenados por delitos sexuales, estamos hablando de una intervención corporal forzosa como sanción o castigo, incompatible con el respeto a la integridad personal y el respeto a la libertad individual, cuya única justificación ética sería la defensa de la seguridad de las personas.

Consideramos que nunca la justicia puede alcanzarse con medios irrespetuosos con la dignidad de las persona , pero menos cuando la eficacia de la medida es tan cuestionable respecto a su eficacia, ya que no influye sobre la agresividad y ansia de domino y poder determinante de muchos delitos sexuales, además las experiencias realizadas son de carácter aislado y demuestran una baja efectividad, y por otra parte tiene un carácter temporal, lo que implica la administración periódica del tratamiento y por tanto un tratamiento coactivo continuado a lo largo del tiempo.

2.- ¿Cabría aceptarlo, como en determinadas ocasiones se ha llegado a aceptar la pena de muerte (argumentado un mecanismo de defensa de la sociedad)?

En nuestro país la pena de muerte esta abolida, sin excepciones, por ser incompatible con los principios constitucionales y en concreto con el artículo 15 de la Constitución que consagra el derecho a la vida y a la integridad física y psíquica, y que declara que nadie puede ser sometido a tortura, ni a penas, ni tratos inhumanos ni degradantes.

Dicho esto considero que la castración química como medida de seguridad y con carácter obligatorio para los delincuentes sexuales reincidentes no sería nunca aceptable por vulnerar claramente la libertad e integridad personal.

Otra cuestión es la necesidad de abordar el problema que subyace y que es ¿qué debemos hacer con los delincuentes sexuales con un pronóstico social altamente desfavorable y que por tanto cuando estén en la calle puedan reincidir?.

La respuesta obviamente exige de actuaciones, dado que el quietismo institucional genera una terrible intranquilidad en la población, pero indudablemente cualquier propuesta que se realice debe ser respetuosa con los derechos de las personas y los preceptos constitucionales, para ello de entrada pensamos que lo primero debe ser el cumplimiento estricto de las penas y medidas penales existentes, favoreciendo el cumplimiento integro de las penas, la reeducación del delincuente y la aplicación de medidas tras la puesta en libertad como la medida de alejamiento o la prohibición de residir en la misma población que la víctima. Las medidas médico asistenciales, tanto la inclusión en programas encaminados a reconocer el delito y el dolor causado y a controlar sus impulsos deben ser voluntarios, al ser imprescindible la colaboración personal para su efectividad.

3.- En algunos casos, ha sido el propio violador quien ha pedido que se le someta a esa accion de castración quimica ¿Cambia en algo el juicio moral sobre esa acción? ¿Se debe atendera esa petición?

En principio las solicitud del tratamiento de forma voluntaria eliminaría la objección principal desde el punto de vista ético y legal, al dejar de ser una intervención corporal forzosa y por tanto una intromisión ilegitima a la dignidad y libertad personal.

Cuestión diferente es la valoración de la indicación de la medida o tratamiento, que debería ceñirse a los principios éticos de capacidad, voluntariedad e información, además de al principio de proporcionalidad, que exige la ponderación de riesgos beneficios.

Por el momento y ante la ausencia de ensayos clínicos y estudios suficientes consideramos que la solicitud de dicho tratamiento debería adoptarse con prudencia y sobre todo atendiendo a las caracteristicas individuales del caso.

4.- La castración quimica ¿supone realmente una solución ante los violadores?

No es una solución al problema puesto que en el mejor de los casos afecta a la función sexual de forma temporal sin influir en la agresividad o el ansia de dominio o poder determinantes en muchos casos de la comisión del delito.

En definitiva consideramos que la castración química no garantiza que los delincuentes sexuales reincidentes tratados con sustancias inhibidoras no vuelvan a cometer agresiones sexuales, el tratamiento exige un seguimiento estricto de su evolución y repetición periódica y precisa acompañarse, en cualquier caso, de tratamiento y seguimiento psicológico continuado.

5.- ¿Qué salidas tanto penales como médicas, serían aceptables con los viladores respetando la dignidad de la persona, para que no vuelvan a reincidir?

Desde el punto de vista penal, como decía antes, apostaría por cumplimiento integro de las penas junto a la reeducación del delincuente, haciendo un seguimiento exhaustivo y tratamiento individualizado, que pudiera prolongarse con medidas de seguridad al finalizar el cumplimiento de la pena.

Desde el punto de vista médico es necesario seguir profundizando en el estudio de los agresores sexuales a los efectos de conocer los diferentes perfiles de agresores y sus motivaciones, así como los estudios genéticos, hormonales y psiquiatricos, favoreciendo entre tanto el acceso al tratamiento médico y psiquiátrico de acuerdo con los principios de capacidad, voluntariedad e información.

En la actualidad de los estudios realizados en España sobre el tema, en concreto un sondeo realizado en la prisión de Brians en Barcelona, se puede decir que la reincidencia en delitos sexuales de los presos no sometidos a tratamiento psicoterapico fue del 20% frente al 4% de los que si recibieron dicho tratamiento.

6.- Además de las consideraciones morales, ¿seria posible esta medida en el ordenamiento jurídico español actual?

En principio y de acuerdo con lo expuesto, hoy la medida es legalmente inaceptable dentro del ordenamiento jurídico español al ser contraria a los preceptos constitucionales, y en concreto al articulo 15 de la Constitución Española de 1978, ya que afecta claramente a la integridad física y psíquica de las personas, además de a su libertad personal, lo que en si mismo es contrario al respeto de los derechos humanos.

Cuestión distinta es la necesidad de abrir un debate y favorecer estudios que intenten solucionar el problema de la reincidencia en los delitos sexuales, que según diversos estudios suponen casi un 12% de los casos, y que teniendo en cuenta el numero de presos que actualmente existen en España por dicho motivo, más de 2000, hacen del tema una cuestión de prioridad.


No debemos olvidar que cualquier medida que se proponga debe hacer posible la conciliación de la defensa de la sociedad con el respeto de los derechos de las personas, lo que es posible abordando reformas del Código penal que permitan el endurecimiento de las penas y favorezcan la reinserción social pero dentro del marco Constitucional.

Anuncios

8 comentarios

  1. ¿Castramos también a las mujeres que denuncian falsamente sus violaciones? ¿Y a las feministas que las ocultan?

    Mientras la violación siga siendo un concepto definido solamente por el feminismo, la utilización de dicho concepto siempre beneficiará a la mujer. No nos hace a los hombres ningún favor señora Serrat, oponiéndose a la pena de castración, al tiempo que no pone en entredicho dicha conceptualización feminista del mismo.

    Un cordial saludo

    Pablo el herrero

    HABLA SOLEDAD, LA CHICA QUE DESMINTIO LA DENUNCIA

    “Hoy puedo abrazar a mi padre: es inocente”

    El abrazo entre René y Soledad parece no tener fin. El le acomoda el cabello con suavidad; ella lo toma por la cintura. No dejan de mirarse a los ojos: hace más de siete años que no se ven y ahora parecenhaber recobrado una paz perdida mucho tiempo atrás.

    -¿Por qué recién después de siete años decidiste contarle la verdad a laJusticia?-, le pregunta Clarín a la chica.

    -Hasta los once años yo no sabía lo que era una violación. Me enteré porquemi mamá, cuando estaba embarazada de su cuarto hijo, me exigía que tuviera relaciones con su nuevo concubino. El me manoseaba. Y, cuando se quiso ir de la casa y dejarla, ella lo denunció a la Policía diciendo que me había violado, como había hecho con mi papá.

    -¿Qué pasó con él?

    -Fue preso y demoró en salir. Cuando al final salió en libertad, mi mamá ya estaba juntada con un hombre de 25 años, mucho menor que ella (tiene 33). El año pasado, mi mamá quedó embarazada otra vez y me exigió que durmiera con él. Tenía miedo de que la abandonara. Como yo me negaba, comenzó a castigarme a lonjazos porque no le hacía caso.

    -¿Te hizo algo el muchacho?

    -Sí, se abusó. Entonces empecé a buscar la forma de escaparme de la casa. Y en mayo pasado, una vez en que me quedé sola, corrí como seis cuadras hasta la casa de mi tía Dorna. A ella le conté lo que estaba pasando y no me dejó volver con mi mamá. Me llevó al médico y encontraron que tengo sífilis. El doctor le dijo que eso sólo se transmitía por el sexo, así que mi tía lo denunció a este hombre por violación.

    -¿Cuándo le contaste a tu tía la verdad sobre tu padre?

    -Unos días más adelante de volver a estar con ella, porque siempre recordaba que mi mamá me pedía que dijera que mi papá me había violado, si alguien me lo preguntaba. Pero hoy estoy feliz. Hoy puedo abrazar a mi padre porque nunca me hizo nada: él es inocente, y ahora que mi madre se haga cargo de su mentira.

    JESUS RODRIGUEZ. CORRESPONSAL
    http://www.clarin. com/diario/ 2007/11/04/ policiales/ g-06504.htm

  2. HOla m pregunto si podria llevar el tratamiento, como lo podria llevar y si este lo puedo conseguir facilmente como se hace vr a la vuelta d la esquina en cualquier farmacia

  3. a quien entrevistaron? y tengo un debate en contra de la castracion quimica ayuda¡¡¡¡¡¡

  4. Me parece q por su condicion de medica forense bo deberia ignorar q las falsas denuncias por violación no son mas q un mito inventado por los delincuentes sexuales y quienes por machismo los apoyan. Por otra parte creo q defiende demasiado los derechos de los delincuentes y muy poco los derechos de las victimas, los cuales son mas importantes q los derechos de los criminales q cometen esas violaciones y esos otros criminales q hablan de falsas denuncias.
    Con recpecto a q se defina solo desde el feminismo el concepto de lo q es violación,me parece de lo mas natural, ya q el feminismo representa a la mujer y solo la mujer puede decidir lo q es violación y lo q no lo es.

  5. Estimado amigo Vicente:

    Le agradezco su comentario. Quiero decirle que los delitos sexuales son delitos graves y execrables, de difícil prueba y que como medico
    forense lo único que podemos hacer es plantear los elementos que permitan esclarecer los hechos…es decir que somos un medio de prueba.

    Dicho esto nunca podemos olvidar que los delitos se condenan en base a hechos y que en nuestro Derecho, nos guste o no existe la presunción
    de inocencia por grave que sea el delito, y que en todos cabe la posibilidad de denuncias falsas….

    En la practica yo nunca prejuzgo ni juzgo, simplemente estudio datos y hechos que permitan emitir juicios técnicos….

    En cuanto a la definición de violación o de cualquier delito sexual, el que la establece es el Código Penal, y no es una cuestión de feminismo o machismo. Pero en cualquier caso, discrepo con Usted en el sentido de que, aunque menos frecuente, un hombre puede ser victima de
    un delito sexual, y sino piense en la cantidad de niños (varones) que son abusados, por otros hombre o incluso por mujeres…. en este sentido creo la posición de victima no viene condicionada por el sexo.

    Y con respecto a la defensa de los delincuentes, creo que no ha leído correctamente el texto, porque precisamente esto es lo que se critica, pues quien es tremendamente garantista con los delincuentes y escaso protector de las victimas es nuestro Código Penal, no yo…

    En cualquier caso, muy agradecida por su interés. Un saludo

  6. Pero ciertamente la castracion química si q podria ser util en la prevención de delitos sexuales en aquellos sujetos de riesgo, que por su perfil de elevada virilización orgánica y elevados niveles de androgenos, son mas susceptibles de cometer delitos sexuales. Hay indicadores que pueden predecir si un individuo va a cometer delitos de este tipo. Para ello me remito a los trabajos en psicología clínica de Odette Terol. Si los castraramos químicamente podriamos evitar muchos sufrimientos a mujeres y niños inocentes.

  7. Estoy contigo Don Vicente, soy de Paraguay y los números aquí son pequeños, pero por temor de parte de la victima a hacer la denuncia, y sabes por que?, porque no se tiene en cuenta que cuando uno pisotea los derechos de otros sobre todo de los niños ya no tiene ciertos derechos por ello uno pierde la libertad, si ahora no defendemos a nuestros niños, el día de mañana sera muy tarde por que hemos apoyado a que nuestros niños/as violadas crezcan con ese dolor y trauma, y encima muchas veces son familiares los violadores, no se les cree por la confianza que tienen los victimarios dentro del entorno familiar.
    Estoy de acuerdo con la castración química por que no está funcionando la rigurosidad en las penas, y salen peor de nuestras cárceles lo cual hace que vuelvan a reincidir.
    Si a mi me perdonan una infracción en la ruta, te apuesto que vuelvo a hacer, así son los violadores y no piensan en la edad de los niños/as, algunos de meses de vida hasta la adolescencia.
    Estoy de acuerdo por que ellos se olvidaron de los derechos humanos de sus victimas y derechos del niño/a, donde termina tu derecho empieza el mio.
    Mi abuelo decía el delito es cobarde, le hago llegar esto a la señora que presento la entrevista.
    Atte: la madre de una victima de violación y tía de una victima de violación por parte de un tío de 20 años, soltero, sin trabajo ni novia.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: