“DECRETAZO” DE ZAPATERO

Me ha indignado escuchar las primeras declaraciones públicas de Belloch tras la aprobación del decreto de Zapatero, pienso que nos  toma el  pelo  a  todos los zaragozanos.

Me causa sorpresa ver la reacción del alcalde de Zaragoza porque cuando habla, parece no querer tener nada que ver con el PSOE ni con el Señor Zapatero, cuando la realidad es que se trata de su partido y de su jefe de filas. He Recomendado a Belloch que, como Alcalde de Zaragoza y defensor de los intereses municipales, lo que realmente tendría que hacer en esta situación es sumarse abiertamente a lo que están reclamando millones de españoles: solicitar, de forma inmediata, la dimisión de Rodríguez Zapatero y de su Gobierno. Todo lo demás, son juegos de palabras para mantenerse en el sillón sin que le salpique demasiado la deriva en la que han entrado sus compañeros de partido en Madrid.

Antes de encargar informes jurídicos y si realmente cree que el decreto atenta contra los derechos constitucionales de los municipios, Belloch tendrá la oportunidad de votar en contra de la nueva norma en el próximo pleno. Si lo prefiere, puede plantear una reprobación al Gobierno de España por la gestión que está realizando de la crisis económica y por algunas decisiones como la de destinar 13.000 millones de euros a reparar aceras, un dinero que hoy Zapatero quiere cobrar a los Ayuntamientos españoles con intereses. Esa es la mejor manera de comprobar la coherencia del Señor Belloch.

Pienso que sus lamentos no tienen ninguna credibilidad. Hace falta tener una cara muy dura para quejarse de la situación económica en la que se encuentra el Ayuntamiento de Zaragoza cuando él es el responsable del elevado endeudamiento, de un gasto corriente disparado y de la quiebra de las arcas municipales. Pero resulta todavía más sorprendente que, al mismo tiempo, siga defendiendo la necesidad de nuevas expos florales para las que no hay financiación ni recursos municipales.

El problema de Belloch es que entiende la autonomía municipal como una herramienta para despilfarrar, endeudar a la ciudad, hipotecar el futuro y tener fastos y fiestas a costa del dinero público. Su discurso es “perverso” puesto que, para poder quejarse, hay que predicar con el ejemplo y Belloch ha sido el alcalde más despilfarrador de la historia de esta ciudad. Ya es hora de que reconozca que la deuda municipal no puede ser para sus grandes proyectos.

Es lamentable la “demagogia socialista” del PSOE en torno a las medidas fiscales para las rentas altas. Me resulta curioso que, en este caso, Belloch sí se sume a las cortinas de humo del Señor Zapatero.

¿a qué se refiere con rentas altas? ¿acaso volverá a subir los impuestos a quienes vivan en el centro, en el Casco Histórico, en el Actur o en Universidad? ¿es que va a revisar el impuesto de circulación en función de las marcas de los vehículos que se conduzcan? ¿entrará el Señor Belloch en la Delegación de Hacienda y solicitará las declaraciones del IRPF? ¿va a cobrar peaje a los ricos que viven fuera de Zaragoza pero vienen a trabajar a la ciudad y se aprovechan además de sus servicios?”.

Es lamentable como Belloch utiliza la mentira, la demagogia y el engaño como ejes centrales de su discurso y como intenta de forma cobarde quedar bien con la ciudadanía, . ¿hacia dónde vamos con estos dirigentes?  Miedo me da pensarlo ¿no os parece?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: