Fascinación por el arte del Sol Naciente

Resulta muy fácil, y al tiempo muy difícil decir unas palabras sobre la inauguración de una exposición sobre la Era Meiji, ese momento en el que tras siglos de espléndido aislamiento el Japón vuelve a abrirse a Occidente. Ayer, acompañada por el Embajador de Japón en España, tuve el placer de inaugurar esta exposición el Museo de Zaragoza.

Resultó muy fácil porque en Aragón hemos tenido a Don Federico Torralba para enseñarnos a conocer, valorar y querer la cultura y todo lo que Japón representa. Resulta muy difícil porque hace poco que hemos perdido a Federico Torrralba y la herida está todavía abierta.  Con su permiso, no quise ayer, ni quiero hoy, sujetar al corazón, sino dedicar mis palabras a Don Federico Torralba que, a pesar de haberse ido sigue impregnando con su espíritu emprendedor y generoso cada una de las salas de las que consta esta exposición, que os invito a visitar.

A nadie sorprenderá  saber que, muchos años antes de que se produjera la Restauración Meiji, el primer encuentro entre el arte europeo y la imaginación japonesa se produjo en pleno siglo XVI cuando San Francisco Javier mostró, como parte de su empresa religiosa, imágenes de la Virgen y el Niño que con él portaba en sus viajes. El abismo cultural, religioso y lingüístico se relajó si levemente y en los siglos XVI y XVII encontramos el arte Namban que usaba las técnicas occidentales e iconografía católica desde una perspectiva netamente japonesa, sin embargo la prohibición posterior del cristianismo puso fin casi por completo a esta escuela.

Con el embajador de Japón, Satoru Satoh

Hubo que esperar por tanto a la Restauración Meiji con su declarada ambición “ilustradora”  plasmada en el lema imperial que define la época “Civilización e Ilustración” en el sentido más amplio de la palabra “Ilustración” para que se produjera una intensa polinización cruzada entre el arte occidental y el japonés.

Dentro de esta voluntad modernizadora de la Era Meiji, los gobiernos no tardaron en darse cuenta de la capacidad de la pintura y el arte en general para actuar como elementos unificadores a la vez que propagadores de la voluntad de cambio. Y si al principio se produjo un deseo indiscriminado de imitar todo lo occidental, en seguida, la sensibilidad acumulada por una nación milenaria se puso en funcionamiento para posibilitar primero una equilibrada mezcla de tradición y modernidad en el Japón, de fecunda influencia europea con la más solida de las tradiciones para estar pronto en disposición de devolver la influencia.

Una influencia que es más que evidente en muchas obras del impresionismo, desde Cezanne, Van Gogh o Whistler hasta Debussy que compone en un despacho presidido por estampas de Hiroshige y que se hace patente en la obra de nuestro compatriota Pablo Picasso.

Hay, entre Europa y Japón un eterno y grácil bucle que esta exposición estudia y celebra, y que me alegró poder inaugurar en compañía de tantos amigos, y que sin duda es el resultado de una sinergia entre el Departamento de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, la Universidad de Zaragoza, la Embajada de Japón y los comisarios David Almazán y Elena Barlés.

Anuncios

3 comentarios

  1. No me gustan sus gestiones con la educación, ni como padre, ni como docente, ni como futuro vecino de Arcosur. Genera descontento allá donde decide. Quería hacérselo saber, porque parece que no se entera o no se quiere enterar. Y no me censure. Que ya sabemos cómo se las gasta cuando le dicen lo que no quiere oir.

  2. No tengo por costumbre censurar comentarios a no ser que se descalifique o insulte maliciosamente. Es libre de expresar su opinión Lore, pero tenga claro que los problemas que ahora se están viviendo vienen de más atrás, de promesas que sabían que no podían cumplir y aún así les hicieron; tenga la total seguridad que yo nunca haré algo así; cumplo mi palabra siempre.

  3. Sí que tiene por costumbre censurar comentarios que ni insultan, ni descalifican, ni mienten. A la vista está y muchos padres lo han podido comprobar y lo estamos comprobando.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: